Azure Cloud ComputingLa nube pública de AWS es una opción enormemente popular para las implementaciones de SAP. Las empresas pueden valerse de la amplitud de sus funciones e infraestructura para crear un entorno global flexible y escalable sin perder de vista el coste. Sin embargo, una nube pública como AWS es algo totalmente diferente y requiere una cierta ayuda de la “capacidad neuronal” de la nube pública.

 

Para la mayoría de organizaciones, el desafío radica en invertir en los recursos internos necesarios para ejecutar SAP en una nube pública, o bien subcontratar la tarea a un partner de confianza. En cualquier caso, es importante entender que SAP no es una carga de trabajo más: la optimización integral de su plataforma requiere unos conocimientos y experiencia muy específicos.

 

Las cuatro medidas clave que debe tomar su proveedor de AWS para SAP

 

1- Comprender los costes reales de la arquitectura de SAP en la nube pública:

 

Si bien la nube pública supone una buena opción para el alojamiento de SAP, es necesario cuestionar la percepción general de su bajo precio. La potencia bruta de cálculo de la nube pública es muy económica, pero las aplicaciones que requieren un uso intensivo de la memoria RAM, como HANA, pueden alcanzar precios muy altos. Esto también se cumple en la nube: resulta bastante económica hasta que necesita almacenamiento de alto rendimiento para asegurar una buena respuesta de la base de datos, lo que aumenta rápidamente sus costes generales.

 

Por supuesto, esto no significa que el coste total de SAP en la nube pública sea un impedimento. Sin embargo, el coste de cumplir con los acuerdos de nivel de servicio de SAP en la nube pública podría elevarse considerablemente según el entorno, el tiempo de disponibilidad deseado y el resto de acuerdos relacionados. De hecho, el valor no reside únicamente en el coste, sino en la flexibilidad, resistencia, elasticidad y capacidad de adaptación de forma dinámica. Por ello, parece claro que la nube pública requiere conocimientos específicos tanto de dicho entorno como de SAP.

 

Consideración n.° 1: La propuesta de implementar SAP en la nube pública no se basa únicamente en el coste. Elija a sus partners sabiamente para superar las complejidades y ofrecer un valor real. 

 

2 – Entender que cada entorno de nube pública es totalmente diferente

 

Las implementaciones de nubes públicas, por diseño, no son equiparables a las soluciones privadas o locales. De hecho, los entornos de cada proveedor de nube son muy dispares entre sí.

 

Las soluciones locales están diseñadas de forma descendiente para ser seguras, estar protegidas y ofrecer un alto rendimiento. Habitualmente, residen tras un firewall y son protegidas mediante la creación de una red perimetral, tras lo que el tráfico se distribuye con un balanceador de carga: el controlador de entrega de la aplicación. Entonces, el tráfico se segmenta todavía más en varias VLAN y, finalmente, es dirigido a servidores específicos para su carga de trabajo.

 

En una nube pública, las soluciones se diseñan de forma ascendente. El tráfico comienza con una suscripción y después es definido por cada región o regiones. Tras ello, los entornos se diseñan a través de zonas de disponibilidad, grupos de seguridad y grupos de escalado automático. Dependiendo del proveedor de nube pública, las familias de máquinas virtuales controlan qué familias de almacenamiento son compatibles, lo que a su vez determina las IOPS, de las cuales depende el rendimiento. Al introducir SAP, la complejidad de la arquitectura se eleva exponencialmente, dificultando el cumplimiento de los acuerdos de nivel de servicio que sus usuarios necesitan para hacer su trabajo.

 

Consideración n.° 2: Identifique un proveedor de servicios que comprenda la plataforma completa, no solo la capa de aplicación.

 

3 – Saber cómo proteger SAP en la nube pública:

 

Las mejores prácticas del sector recomiendan aislar los servidores de las bases de datos y los de las aplicaciones. También es conveniente limitar el acceso segmentando el tráfico de red y estableciendo túneles VPS para conectarse y acceder al sistema. Es necesario mencionar que tanto AWS como Azure han bautizado sus servicios de conectividad MPLS con nombres como AWS Direct Connect y Azure Express Route. En las implementaciones de nube pública, el uso de grupos de seguridad puede cumplir el mismo propósito que los firewalls, ya que ambos restringen el tráfico de red. Por otro lado, los grupos de seguridad también ofrecen ventajas operacionales sobre los firewalls tradicionales, debido a su facilidad para aplicar políticas sobre los nuevos servidores a medida que se introducen en el ecosistema. Otra recomendación habitual es la de diseñar soluciones que incluyan servidores bastión o servidores de salto para limitar todavía más el acceso.

 

Consideración n.° 3: La arquitectura en la nube pública tiene implicaciones de seguridad únicas. Su partner debe ser capaz de explicar el diseño de su sistema de seguridad en SAP.

 

4 – Proporcionar ajustes y gestión proactivos:

 

Si se desea mantener su rendimiento, SAP requiere una gestión rigurosa y ajustes frecuentes. La clave es afrontar los ajustes de SAP de forma regular y proactiva, y no esperar a que sea absolutamente necesario, algo que maximiza la efectividad de la solución. Además, el rendimiento de SAP no comienza en la capa de aplicación, por lo que la regularidad en los ajustes, supervisión y mejoras en el sistema de protección se hacen necesarios en toda la plataforma.

 

Una de las mayores dificultades de las empresas en sus implementaciones de SAP en la nube pública es la costumbre de considerar esta solución como una carga de trabajo más. Por ello, una visión más global de la plataforma y la capa de aplicación aumenta la probabilidad de que sus soluciones SAP sean más estables y ofrezcan un mayor rendimiento. Un ejemplo de esta sinergia se encuentra en las bases de datos, cuyos ajustes suelen ir de la mano con una optimización y un refuerzo de la protección del sistema operativo. En definitiva, parece claro que las particularidades a la hora de gestionar la entrega de SAP basado en la nube pública resaltan aún más la necesidad de encontrar un partner que comprenda tanto la plataforma subyacente como la aplicación y la nube. La certificación de AWS es una credencial sólida, pero resulta crucial contar con una experiencia más amplia.

 

Consideración n.° 4: Asegúrese de que su partner entiende la estrecha relación entre la plataforma y la aplicación.

 

 

SAP puede funcionar en la nube de AWS de forma brillante

 

El factor que debe recordar sobre la arquitectura de SAP en la nube pública es que las nubes de Amazon o Azure son un destino, no una solución. Podría decirse que es el barrio donde planea construir una casa para los datos y procesos de su empresa: en función del equipo que elija para su diseño, creación y mantenimiento, podría convertirse en una casa de ensueño o en una auténtica ruina.

 

Como proveedor integral de alojamiento y servicios gestionados de SAP, Symmetry puede ayudarle a obtener el máximo provecho de SAP en la nube pública. Actuamos como una extensión de su equipo; tanto si necesita una solución completa de nube privada gestionada, una nube híbrida, una migración a AWS o alguien que facilite sus operaciones cotidianas de AWS o Azure, estamos aquí para ayudarle. Póngase en contacto con nosotros para analizar cómo podemos ayudarle a diseñar la solución de SAP que necesita, en la nube.